viernes, 12 de marzo de 2010

Salud Pública y Digenor supervisarán a suplidores

Santo Domingo.- La Dirección de Salud Ambiental y de Alimentos del Ministerio de Salud Pública, y la Dirección de Normas y Sistemas de Calidad (Digenor) inspeccionarán a partir de hoy a las empresas suplidoras y distribuidoras de los alimentos del desayuno escolar. También se encargarán de administrar y dar seguimiento a las investigaciones para determinar las causas reales que provocaron las afecciones de los niños escolares en distintos puntos del país.

La decisión fue tomada ayer e informada por el ministro de Educación, Melanio Paredes, luego de una reunión con los empresarios suplidores. El funcionario informó, además, que la empresa Lácteos Dominicana (Ladom) está de acuerdo con ser sometida a una experticia que cubra todo el proceso, desde la elaboración del producto alimentario, almacenamiento y destino final.

También se tomó la decisión de cambiar la leche que se sirve por jugo fortificado en lo lugares donde ocurrieron las afecciones. Paredes aclaró que los casos reportados realmente no fueron intoxicaciones.

En dos semanas, luego de que se entregue un informe con los resultados de la investigación se decidirá si se continúa con la leche o se desestima su aprovisionamiento.

“Todas las empresas han expresado su interés en contribuir desde sus ámbitos al mantenimiento y sostenimiento de este programa y la propia empresa Lácteos Dominicanos, que ha estado en la prensa como una instancia que es la que ha servido la leche en aquellos lugares donde se han presentado problemas, ha manifestado su interés de someterse a una experticia”, dijo Paredes.

Mientras el viceministro de Salud, Nelson Rodríguez, destacó que todas las empresas habían funcionado adecuadamente, pero que ante los eventos, “que no tienen mucha importancia en términos de volumen” es necesario investigar, porque no se descarta nada.

A partir de hoy, dijo, conformarán una comisión para inspeccionar las empresas en todo el proceso, desde las materias primas, su destino final hasta determinar su calidad. Indicó que el Departamento de Epidemiología está trabajando ya en todas la escuelas, con los niños y las familias también, para identificar si existe algún problema mórbido en la familia, que haya traído como consecuencia la aparición de procesos gastrointestinales.

La decisión de Educación surgió a raíz de los padecimientos surfridos por más de 24 niños en La Vega y Nagua, sumados a los 50 de Maimón que también cayeron en cama luego de ingerir el desayuno escolar.

PROMETEN DIVULGAR RESULTADOS DE PRUEBAS
Nelson Rodríguez, viceministro de Salud Pública, informó que a partir de este lunes se iniciará la recepción de resultados que serán informados de inmediato a la prensa “aara dar a conocer qué ha ocurrido en estos eventos”.

Refirió que hasta ahora, el muestreo que se ha hecho desde el punto de vista de lo microbiológico ha arrojado que de 111 muestras tomadas en tres salieron estafilococos. Esta cantidad de estafilococos no tiene la suficiente densidad para producir intoxicaciones.

“Por otro lado, la cantidad de niños que ingiere esos productos lácteos, en términos de los casos que han aparecido, con un millón de raciones de alimentos, con la aparición en una escuela de dos casos, en otra de doce, así lo demuestra”, precisó.

Manifestó, sin embargo, que el desayuno escolar debe estar excento de cualquier tipo de incertidumbre, por lo que se hace necesaria la profundización de las investigaciones.

A todo esto, significó que todavía no han detectado que en alguna empresa haya problemas y que “lo que nos proponemos es aumentar la investigación”.

La reunión tuvo lugar desde las cinco de la tarde hasta pasadas las siete de la noche y estuvieron presentes las empresas proveedoras del alimento en el desayuno escolar.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada