viernes, 27 de enero de 2017

La suspensión de la planta en México costó USD 200 millones a Ford


(AP)

 La firma Ford Motor está bajo una intensa presión para repatriar parte de su producción a Estados Unidos, y el repliegue tiene un coste. El segundo fabricante automotriz de Detroit redujo el beneficio anual a USD 4.610 millones, lo que representa una caída del 37% respecto a 2015.

 En parte, esto se debe a unas cargas de USD 200 millones por la cancelación de la construcción de la nueva planta de producción en San Luis Potosi, en México.

 El fabricante estadounidense anunció hace unas semanas que renunciaba a la expansión de la cadena de ensamblaje de utilitarios de pequeño tamaño al otro lado de frontera, para en su lugar reforzar la producción de vehículos eléctricos en Michigan. El proyecto estaba dotado de USD 1.600 millones, según un artículo del diario español El País.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada