miércoles, 1 de febrero de 2017

Ganaron 170 millones de euros en la lotería y la alegría terminó en divorcio, traiciones y una estrafalaria carrera de gastos

Gillian y Adrian Bayford saltaron a la fama en 2012 tras ganar más de 170 millones de euros en la lotería, una lluvia de dinero que entró en su vida como un torbellino 

Dicen que el dinero no da la felicidad. En el caso de los Bayford su inmensa alegría en el momento de que les tocase la lotería en 2012 era incuestionable. Ganaron nada menos que 148 millones de libras (más de 170 millones de euros) y en las imágenes del momento se les ve exultantes, besándose y brindando con champán. Todavía ajenos a todo lo que sucedería después.

Getty Images
Los Bayford posaron con inmensa alegría cuando resultaron gandores. (Getty Images)
El premio les hizo entrar en la lista de personas más ricas de Reino Unido de forma repentina y les dio además una fama inesperada muy difícil de gestionar. Apenas 15 meses después, los Bayford se separaron y, según recuerda el Daily Mail, ellos mismos lo achacaron al estrés que sucedió a la locura de la lotería.
Getty Images
Adrian y Gillian querían seguir al principio con su vida de siempre. (Getty Images)
Tres meses después Adrian Bayford conoció en un pub a Samantha Burbidge, una mujer 16 años más joven que él, enamorada de los caballos y que trabajaba en unos establos hasta conocer al agraciado señor Bayford.
Decidido a conquistar a la joven, el señor Bayford no reparó en gastos. Según cuenta el Daily Mail, primero se la llevó a un viaje romántico a las islas Maldivas, luego la obsequió con la construcción de lujosas instalaciones ecuestres por valor de más de 1,7 millones de euros, 30 caballos purasangre y, finalmente, una vida de lujo en una mansión de cerca de siete millones de euros procedentes del premio. Luego le pidió matrimonio y ella dijo ‘sí’.
LA NOVIA DESAPARECE
La prensa británica cuenta estos días que el señor Bayford se encuentra desconcertado después de que su novia haya desaparecido.
Adrian Bayford, que a pesar de sus diferencias se sigue llevando bien con su ex mujer, se marchó con ella y sus hijos de vacaciones durante una semana y cuando ha regresado no queda ni rastro de quien hasta hace poco se iba a casar con él.
Facebook
Samantha Burbidge adora a los caballos. (Facebook)
Con ella se ha llevado también los caballos y un costoso remolque en el que transportarlos.
De todas formas, según han contado sus amigos la prensa británica, Bayford no sabe nada de caballos y no está claro qué puede hacer con todas sus inversiones ahora que ella se ha marchado…
Cuando le tocó el premio llevaba una tienda de discos y música que soñaba con conservar. Sin embargo, los vecinos no cesaban de entrar a pedirle dinero y al final tuvo que echar el cierre.
LA AUSTERA EDUCACIÓN DE MRS. BAYFORD
Gillian Bayford cambió también radicalmente de vida tras el premio de la lotería y el posterior divorcio. Según su cuenta su padre durante las primeras horas fue la locura. Tras el acto con la prensa en el que mostraron el cheque y posaron entre la espuma de champán, les llevó a un concesionario Audi y compró tres Audi Q7 y dos Audi Q5 para ella y para toda la familia. Más adelante parece haber querido poner algo de cordura…
Getty Images
Los Bayford hicieron un viaje en helicópero a Escocia nada más ganar la lotería. (Getty Images)
Se compró una casa en Dundee, Escocia, su lugar de procedencia y se mudó allí junto con sus hijos. Dicen que ahora sale precisamente con un vendedor de coches Audi. Ha querido que sus hijos crezcan en el mundo real y con una educación adecuada y asegura que les da solo tres libras a la semana (unos cinco euros) para sus gastos.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada