viernes, 17 de marzo de 2017

Concluyen que José Fernández fue el culpable del trágico accidente en el que murió

El lanzador de Grandes Ligas, junto a dos amigos, fallecieron en la madrugada del 25 de septiembre luego de que el bote se estrellara contra un muelle en Government Cut cerca de South Beach.
Han pasado seis meses desde la noticia de la muerte del beisbolista cubano José Fernández. Pero es poco o nada lo que se conocía de lo sucedido en la madrugada del domingo 25 de septiembre. Sin embargo, la Comisión de Pesca y Vida Salvaje de la Florida dio a conocer un informe en el que se asegura que el lanzador "probablemente" conducía la embarcación cuando se generó el accidente en el que falleció junto a dos amigos al chocar contra un rompeolas en Miami Beach.
Según una gráfica incluida en el documento de 46 páginas sobre la ubicación de los tres hombres a bordo del bote, Fernández, de 24 años, aparece al volante. Los investigadores llegaron a esta conclusión debido a que el daño físico que sufrió el cuerpo del lanzador coincide con el daño que tuvo la pizarra central del bote. Su ADN también se encontró en el acelerador y el volante. El informe también menciona que debido al consumo de drogas y alcohol se generó el accidente.
El bote, a nombre de José Fernández, viajaba a 108,63 kilómetros por hora cuando se estrelló poco después de las 3:00 a.m. del 25 de septiembre, resalta el informe. Fernández y sus acompañantes, Emilio Jesús Macías y Eduardo Rivero, salieron expulsados. Los investigadores indicaron que si Fernández hubiese sobrevivido el choque podría haber sido acusado de varios crímenes, incluyendo homicidio por manejar intoxicado.
El reporte rechaza el argumento, tantas veces esgrimido por el abogado del cubano, de que el lanzador no era quien conducía la embarcación en el momento de la colisión. El abogado afirmó que, en el momento del choque, Fernández estaba hablando por teléfono con un testigo que dijo que el pelotero le gritaba a alguien que se mantuviera a la izquierda, lejos de la costa.
También se determinó que Fernández y Rivero llegaron a American Social, un bar en Miami, a la 1 a.m. del 25 de septiembre y pasaron allí alrededor de una hora, 45 minutos. Fernández compró dos tragos de tequila, dos de vodka y uno de ginebra.Macías compró tres tragos de vodka, según el informe. Los tres se fueron a las 2:42 a.m., y el choque ocurrió a las 3:02 a.m.
La muerte de la estrella cubana consternó a todo el béisbol de las Grandes Ligas, donde Fernández era uno de sus principales talentos. Sus compañeros de equipo usaron el número de su camisa en el partido después de su muerte, y miles de personas lo honraron durante una procesión pública días después de la tragedia.

No hay comentarios:

Publicar un comentario