miércoles, 8 de marzo de 2017

Menor que tuvo sexo con al menos 30 policías de Oakland reclama $66 millones

Demandan a la ciudad tras escándalo sexual
Los Ángeles – Los abogados de una joven hispana que alega haber sido víctima de abuso sexual por decenas de policías cuando era menor de edad presentaron una demanda civil por $66 millones contra la ciudad de Oakland en California, según documentos.

Jasmine Abuslin, de 19 años y que utilizaba en las redes sociales el seudónimo de Celeste Guap, ha estado en el centro de un escándalo sexual que involucra a la Policía de Oakland, y que se destapó por el suicidio de un agente relacionado con los hechos.

Según la abogada Pamela Price, que representa a la joven junto a Charles Bonner, la demanda presentada el viernes se debe a que la joven ha sido víctima del delito de tráfico sexual desde que tenía 12 años.

“Estos actos constituyen un trabajo forzado ilegal, trata de personas y tráfico sexual de un menor por la fuerza, el fraude y la coacción, y han causado el sufrimiento de un abuso inimaginable”, señala la abogada en el texto de la demanda a la que tuvo acceso Efe.

“Ella tiene derecho, sin duda, a una compensación de cada una de las jurisdicciones donde los oficiales han violado la ley y violaron sus derechos civiles”, agrega Price.

El documento responsabiliza al exjefe de este departamento policial, Sean Whent, por tener conocimiento de que la menor era objeto de explotación sexual, pero no hizo nada al respecto.
El exsargento de la Policía de Oakland Leroy Johnson fue acusado por no presentar un reporte de abuso sexual contra un menor, mientras el exagente de la Policía de Livermore Daniel Black enfrenta cargos múltiples por conducta lasciva y participación en prostitución con un menor.

La fiscalía informó a Efe que, tras el retorno de la menor a California el pasado jueves, presentará cargos contra por lo menos cinco agentes por su participación en el escándalo.

Abuslin, que en varias entrevistas por este caso ha reconocido haber mantenido relaciones con al menos 30 agentes, regresó el pasado jueves desde Florida, hasta donde fue trasladada para ser ingresada en una clínica de rehabilitación de drogas.

La investigación a la Policía de Oakland se inició a raíz del suicidio del oficial Brendan O’Brien, en septiembre de 2015, quien en una carta en la que explicó su decisión de quitarse la vida mencionó que tuvo relaciones sexuales con la joven cuando aun tenía 17 años.

A raíz del escándalo desatado, cuatro oficiales de esta dependencia policial fueron despedidos, otros siete quedaron suspendidos y en junio pasado renunció Whent.
También fue despedido un investigador de la oficina del Fiscal de Distrito del condado Alameda, mientras que la policía de Richmond dio a conocer que varios oficiales serán sancionados o despedidos por estos hechos.

Los dos exagentes acusados tendrán una primera audiencia ante un juez el 4 de octubre.

Asimismo, dos agentes policiales fueron acusados el viernes por la Fiscalía del condado de Alameda y se espera que al menos otros cinco enfrenten cargos a raíz de estos hechos.
(Agencias)

No hay comentarios:

Publicar un comentario