lunes, 6 de marzo de 2017

Raúl Castro critica la “irracionalidad” de Trump



Raúl Castro toma posición frente a Donald Trump. 

En la inauguración este domingo en Caracas de un cumbre regional con sus países aliados, el presidente de Cuba criticó la “irracionalidad” de la agenda del nuevo presidente de EE UU y denunció su plan de cerrar con un muro toda la frontera con México, que juzgó como una agresión “contra toda nuestra región”.

“Expresamos la solidaridad de Cuba con el pueblo y gobierno mexicanos. La pobreza, las catástrofes, los migrantes no se contienen con muros sino con cooperación, entendimiento y paz”, dijo Castro durante la apertura de la XIV Cumbre de la Alianza Bolivariana para los Pueblos de Nuestra América (ALBA), que se hizo coincidir con el cuatro aniversario de la muerte de Hugo Chávez.

En el primer discurso en que ha atacado a Trump, el mandatario cubano, de 85 años, analizó desde un enfoque hemisférico: 

“La nueva agenda del Gobierno de los EE UU amenaza con desatar un proteccionismo comercial extremo y egoísta que impactará la competitividad de nuestro comercio exterior; vulnerará acuerdos ambientales para favorecer los ingresos de las transnacionales; perseguirá y deportará migrantes generados por la desigual distribución de la riqueza y el crecimiento de la pobreza que provoca el orden internacional impuesto”, dijo en referencia a la preponderancia global de Washington.

Castro consideró que el continente americano está “en una etapa crucial (…) en la que un retroceso a escala regional tendría impactos muy negativos”, y reafirmó su compromiso con Venezuela, su principal socio benefactor, un país en profunda crisis en el que según el líder comunista “se libra la batalla decisiva por la soberanía, la emancipación, la integración y el desarrollo de Nuestra América”.

 Evo Morales, Castro y Maduro en Caracas.
Evo Morales, Castro y Maduro en Caracas. AFP
A finales de enero, en otra cumbre regional, el presidente cubano hizo su primera referencia al nuevo Gobierno de EE UU en tono diplomático: “Deseo expresar la voluntad de Cuba de continuar negociando los asuntos bilaterales pendientes con EE UU sobre la base de la igualdad, la reciprocidad y el respeto a la soberanía y la independencia de nuestro país”.

La Habana y Washington iniciaron en 2014, con el demócrata Barack Obama en la presidencia de EE UU, el restablecimiento de relaciones tras medio siglo de hostilidad mutua. El republicano Trump respaldó esa política en líneas generales al inició de su campaña, pero al aproximarse las elecciones giró hacia la postura tradicional de su partido de exigir a Cuba respeto a los derechos humanos como condición sine qua non para continuar el proceso de acercamiento.

El pasado 3 de febrero un portavoz de la Casa Blanca adelantó que su política sobre Cuba se encontraba en estado de “revisión completa”. Se prevé que Washington anuncie su nueva posición próximamente.

@elpais

No hay comentarios:

Publicar un comentario