lunes, 3 de abril de 2017

En aeropuerto John F. Kennedy niegan que persigan a los dominicanos

Francis J. Russo explica las medidas de protección y las aduanales en el JFK, mientras el cónsul Carlos A. Castillo , al centro, en la mesa principal, escucha atentamente.

La aclaración fue hecha por el director de puertos de la CBP en el JFK, Francis J. Russo, acompañado por los oficiales José L. Cruz, Manuel Goico y Bryan Roe
NUEVA YORK. La Policía de Protección a Aduanas y Fronteras (CBP) del Departamento de Seguridad Nacional (HSD), que labora en el Aeropuerto Internacional John F. Kennedy (JFK), negó que esa agencia federal policíaca y otras persigan indiscriminadamente a los dominicanos y a otros inmigrantes latinoamericanos que entran por esa terminal a Estados Unidos.
La aclaración fue hecha por el director de puertos de la CBP en el JFK, Francis J. Russo, acompañado por los oficiales José L. Cruz, Manuel Goico y Bryan Roe, durante un encuentro con el cónsul general Carlos A. Castillo y personal de la sede consular, en que los federales explicaron el objetivo de su trabajo.
En el encuentro, que se tornó en un diálogo abierto, los oficiales de la CBP aclararon preocupaciones y respondieron preguntas sobre la aplicación de las órdenes ejecutivas del presidente Donald Trump.
Se refirieron a casos de fraudes y falsificación de documentos requeridos para viajar vías aérea y marítima.
El encuentro fue abierto por Castillo, quien les dio la bienvenida a los oficiales de la CBP y a representantes de la Coalición de Cónsules Latinoamericanos en Nueva York (CLACNY), entre ellos a la presidenta de esa entidad y al cónsul general de Perú, María Teresa Merino de Hart.
Castillo dijo que tuvo el privilegio “de ir por invitación del señor Russo al aeropuerto John F. Kennedy.
“Nos mostró todo el procedimiento y nos dijo que los inspectores de inmigración actúan de una manera pulcra y diáfana y que respetan los derechos de nuestros connacionales”, agregó.
Precisó que en el aeropuerto los oficiales les explicaron que cuando reciben a los pasajeros estos son monitoreados tanto por la vía de video cámara como a través de micrófono y que de todo lo que hable el oficial de inmigración, los inspectores generales y los supervisores están al tanto y no permiten que se les violen los derechos a ninguno de los dominicanos ni a otros ciudadanos viajeros.
Recoger menores
Francis J. Russo y los oficiales de la CBP José L. Cruz, Manuel Goico y Bryan Roe, éste último encargado de la seguridad e inspección en la terminal de la línea aérea Jet Blue, insistieron que no se está persiguiendo a dominicanos ni a otros inmigrantes que acompañan a familiares que llegan o parten de esa terminal aérea, aunque cuando arriban menores de edad sin compañía de sus padres, se les pide a las personas que los van a recoger presentarse en el salón correspondiente donde se les entregan formalmente los niños.
“Eso no quiere decir que haya persecución contra inmigrantes”, dijo Goico.
Previo al encuentro, Castillo recibió a los funcionarios de la CBP en su despacho, donde Russo le informó que en el aeropuerto Kennedy hay un tráfico de unos 57 millones de pasajeros al año y se respetan los derechos de los viajeros.
“Para procesar todos esos pasajeros necesitamos la colaboración de todos ustedes, ya que los consulados son nuestros socios en el cumplimiento de la ley y esperamos que nos ayuden en nuestro trabajo”, dijo Russo durante el encuentro, que fue conducido por Eduardo Hernández, jefe de Gabinete del Consulado.
Exhortó a los presentes a ayudar a Castillo en su labor consular y abogó para que se mantengan unas buenas relaciones entre las autoridades consulares con la CBP.
Russo puntualizó que el cuerpo policial se esfuerza por obtener una apreciación y reconocimiento de la diversidad del público viajero e independientemente de cómo o cuándo se encuentra con un oficial de esa agencia, ya sea que esté entrando o saliendo de Estados Unidos.
Agregó que esperan que todos los oficiales traten a las personas con dignidad y respeto.
El Formulario I-407
El oficial Cruz, oriundo de Honduras, y el adjudicador aduanero y de protección de fronteras Goico, nativo de la República Dominicana, ofrecieron detalles sobre formularios de Aduanas e Inmigración y exhortaron a los viajeros a cumplir las leyes y las normas generales que regulan el libre tránsito de las personas, cuidándose para que no sean víctimas de fraudes mi incurran en ese delito.
Además, exhortaron a los viajeros a no mentir al momento de arribar o salir de cualesquiera de los puertos y aeropuertos de los Estados Unidos.
Advirtieron a los residentes permanentes en los Estados Unidos que no deben permanecer en el exterior más del tiempo establecido por las leyes de migración, y dijeron que aquellos extranjeros con visas de turistas y de otras categorías no deben estar en territorio norteamericano más del tiempo que les concede el inspector de inmigración a su arribo al país para evitar la cancelación del visado o que al volver a renovarlo, en su nación de origen, se les niegue en el consulado norteamericano.
Aclararon que es incierto que se esté conminando a los viajeros dominicanos a firmar el formulario I-407 que permite a un residente legal en Estados Unidos abandonar su residencia o Green Card (Tarjeta Verde), aunque cuando la persona permanece seis meses o más fuera de Estados Unidos, esto le da más oportunidades al oficial de migración para formular otras preguntas que le facilitan la opción de tomar una decisión.
Explicaron que en los casos en que la persona permanece mucho tiempo fuera de los Estados Unidos se le da la opción de ver a un juez y se le entrega una citación para ir a la Corte (Notice to Appear o NTA) o de cambiar su residencia por una visa y si se decide por la visa se le da el formulario I-193 de renuncia de pasaporte o visa y a la vez le ponen un sello a su pasaporte con una visa por 6 meses para que vaya al consulado estadounidense en la República Dominicana a buscar una visa de 10 años.
Goico dijo que, sin embargo, hay una aplicación disponible en el Servicio de Ciudadanía e Inmigración (USCIS) que les facilita a los residentes permanentes estar fuera de territorio norteamericano durante dos años, siempre que lo justifiquen en la respuesta a las preguntas que se les formulan.
Precisó que también la persona que entrega su residencia voluntariamente tiene la opción de recuperarla a través de un formulario o de recibir el beneficio de un visado por 10 años, pero que cada caso es individual y depende del inspector del USCIS que lo trate.
Dijo que, además, generalmente depende de la decisión de un juez de inmigración la suerte del estatus migratorio del residente permanente en los Estados Unidos, ya que el formulario I-407 no es definitivo.
“A ningún viajante se le obliga a firmar el formulario I-407, sino que se le explica y se busca un traductor en su idioma para que entienda bien la explicación y lo que va a hacer, pues esta es una fórmula legal y correcta y el que lo entregue firmado no quiere decir que no es residente permanente porque tiene la opción de aplicar en el futuro para que se le entregue su Green Card nuevamente”, agregó.
Interrogatorios
En cuanto a los viajeros llevados a una segunda inspección en un área separada de las ventanillas de inmigración y bautizada por los dominicanos como “el cuartito”, a su llegada o salida del referido aeropuerto, las autoridades dijeron que muchas veces los nombres de esas personas son comunes a los de otras con problemas legales, pero que se creó un sistema llamado Passport Lookup Overwright (Derecho sobre Búsqueda de Pasaporte) que les permite a los inspectores identificar correctamente a las personas y sacarlas del listado. Esto pasa aproximadamente la cuarta vez que las personas son llevadas a inspección, expresaron.

A los dominicanos detenidos durante más de tres horas en segunda inspección, se les permite comunicarse vía telefónica con algún familiar, un abogado o su consulado y lo mismo ocurre con nacionales de otros países que estén en la misma situación.

No hay comentarios:

Publicar un comentario