miércoles, 5 de abril de 2017

Policía de NYC niega colaborar con ‘La Migra’



Aunque una y otra vez el alcalde Bill de Blasio ha insistido en que la Gran Manzana es una ‘ciudad santuario’, recientes informes que revelan que existe comunicación entre el Departamento de Policía (NYPD) y el Servicio de Inmigración y Aduanas (ICE), han provocado que activistas y abogados se cuestionen si en verdad se está protegiendo a los inmigrantes indocumentados contra las órdenes de deportación.

Según una denuncia aparecida en el Daily News, dos inmigrantes hispanos fueron detenidos recientemente por ICE en una corte criminal luego de ser denunciados a los federales por oficiales del NYPD. 

Según el reporte, un asesor administrativo de la Policía se contactó con ´La Migra’ para informarle del arresto de David González, de 51 años, el 2 de marzo, y de Milton Chimborazo, de 35, el pasado 15 de marzo.

De Blasio respondió a la historia el lunes en una conferencia de prensa, indicando que las alegaciones contra el NYPD “no muestran nada nuevo y no revelan ninguna inconsistencia por parte de la Uniformada”. Un vocero de la Alcaldía confirmó que por años la Policía le ha dado información a las agencias federales cuando alguien tiene una orden de arresto pendiente, o enfrenta cargos por crímenes graves.

Lo que sí es nuevo, según la abogada de inmigración y derechos humanos Alex Franco, es que las autoridades admitieron “lo que organizaciones pro inmigrantes han dicho por años y la Ciudad ha negado: que sí existe comunicación entre el NYPD y ICE”. Franco es organizadora del grupo ICE-free NYC, que aboga para que la Ciudad no coopere con Inmigración.

La comunicación entre la Uniformada y ‘La Migra’ ocurrió porque ambos, González y Chimborazo, tenían récord criminal: Uno por un robo y otro por un acoso sexual en el subway. El NYPD aclaró que esa fuerza no inicia los contacto con los federales, pero los reglamentos requieren que se contacte a cualquier agencia, en este caso ICE, cuando la personas arrestadas tiene una orden pendiente.

En su defensa del estatus de la Gran Manzana como ‘ciudad santuario’, el Alcalde ha indicado que sólo en los casos de delitos que sean causales de deportación, los inmigrantes serían entregados a los federales.

Niegan colaborar con ‘La Migra’
El NYPD defendió sus acciones señalando que este protocolo no significa que honran los pedidos para detener a inmigrantes, y destacó que de las 109 solicitudes de ICE en el 2017, no han colaborado con ningún caso. El subcomisionado de Asuntos Legales de la Uniformada Larry Byrne, dijo que sólo 3 casos calificaron bajo la parte de la ley que permite al NYPD detener a un individuo con una orden de deportación por 48 horas, mientras ICE consigue una orden de arresto.

En esos 3 arrestos, los individuos fueron transferidos a la custodia del Departamento Correccional antes que acabaran las 48 horas.

En los casos específicos de Chimborazo y González, Byrne explicó que el intercambio entre ICE y el NYPD ocurrió mientras la Uniformada investigaba la orden de detención pendiente. “Bajo la ley, podríamos haber detenido a esas persona por 48 horas, pero ICE decidió en vez de usar sus poderes federales y arrestarlo en la corte”, expresó.

Los arrestos en las cortes, como El Diario ha reportado, es una gran preocupación para abogados y activistas, ya que se crea miedo en los inmigrantes que tienen que resolver sus asuntos legales.

Byrne añadió que lo que alerta a ICE son las huellas digitales obtenidas después de un arresto. “No importa cuál es tu estatus de inmigración, una vez te tomamos las huellas digitales, esas van a una base de datos en Albany. Si ICE ha etiquetado a esa persona para ser notificados por cualquier motivo, lo sabrán como resultado de la detención, no como resultado de cualquier contacto con la Policía de Nueva York”, explicó.

Culpan a ‘ventanas rotas’
Pero los activistas argumentan que es la interacción inicial con el NYPD y los arrestos por delitos menores, lo que muchas veces crea el registro criminal que pone a los inmigrantes en riesgo de ser deportados.

“Necesitamos que la Ciudad de Nueva York le haga frente al NYPD y empiece terminando con la política de ventanas rotas, si en realidad se quiere llamar una ciudad santuario”, dijo Abraham Paulos, director ejecutivo de Families for Freedom, una organización que trabaja con familias afectadas por detenciones y deportaciones.

Alex Franco expresó que Nueva York no es una ‘ciudad santuario’ y que debería tomar el ejemplo de otras municipalidades de pasar leyes que protejan a los inmigrantes, como lo hizo Los Ángeles cuando aprobó una medida que despenalizó a los vendedores ambulantes.

Para la abogada el problema inmediatamente no es una política, si no lo que hace el NYPD en práctica.

“Si quieren continuar con la retórica de la ciudad santuario porque es un año de elecciones está bien, pero realmente pasen las leyes que protejan a los inmigrantes y se empiece con De Blasio diciéndole al NYPD que no comparta con ICE las fechas de corte”, añadió Franco.

El vocero de De Blasio, Austin Finan, confrimó que “a medida que cambian las prácticas federales sobre la aplicación de la ley de inmigración, estamos llevando a cabo una revisión de nuestras leyes y políticas locales relacionadas con el cumplimiento con ICE, y estamos examinando cómo fortalecer las protecciones otorgadas a los neoyorquinos no ciudadanos en el sistema de justicia penal”.

@eldiariony

No hay comentarios:

Publicar un comentario