martes, 9 de mayo de 2017

Grupo exige regular trabajo de empacadores de supermercados

El movimiento Jóvenes contra la Violencia llamó este martes a los dueños de supermercados y al Ministerio de Trabajo a tener un trato justo con los jóvenes empacadores, que les permita tener un sueldo fijo.
Tony Guevara, presidente del movimiento, dijo que es una preocupación alarmante ver cómo los dueños de supermercados contratan a jóvenes de manera irregular “y son despedidos cada dos meses como si fueran basura desechable”.
Explicó que muchos dueños de supermercados con los empacadores violan el Código de Trabajo, el cual obliga a los patronos a pagar al menos el salario mínimo de cada sector y a respetar derechos como la jornada laboral de ocho horas al día.
Guevara señaló que el Código de Trabajo crea limitaciones para la contratación de menores y basta ver los rostros de los empacadores para comprobar que algunos tienen menos de quince años de edad, por lo que pidió a los dueños de supermercados hacer conciencia sobre esta situación.
El dirigente juvenil dijo que esa práctica se ha convertido en una costumbre de los dueños de supermercados del país y que el Ministerio de Trabajo no hace su labor.
En ese sentido, Guevara criticó el maltrato que dijo se les da a esos jóvenes empacadores de supermercados, realidad que debe llamar a una preocupación social.
“Siempre que vamos al supermercado observamos a decenas de jóvenes que se desviven por colocar nuestra compra en fundas, depositarla en un carrito y llevarla hasta nuestro vehículo, todo a cambio de una propina. Nos asombraba que en estos negocios había un cambio constante en el personal que empacaba. De un día a otro los rostros eran diferentes”, sostuvo el dirigente.
Guevara expresó que al cuestionar a los empacadores, todos coincidían en los mismo “nosotros somos contratados y nos despiden antes de los tres meses para no tener que darnos los chelitos, nos lo dicen antes y debemos aceptarlo porque necesitamos un empleo aunque sea en esas condiciones; para colmo tampoco nos pagan salario, horas extras, días feriados, y ni estamos en la seguridad social, nos mantenemos de lo que ustedes nos dan, nos dicen que eso es legal”.
En ese sentido, Guevara recordó que el artículo 88 del Código de Trabajo señala las causas por las cuales el empleador puede dar por terminado el contrato de trabajo. El artículo indica en el numeral 2 que puede producirse el despedido por “ejecutar el trabajo en forma que demuestre su incapacidad e ineficiencia. Esta causa deja de tener efecto a partir de los tres meses de prestar servicios el trabajador”. Transcurrido ese tiempo, el contrato de trabajo será por tiempo indefinido.
Guevara reclama que los supermercados han desvirtuado la sana y noble esencia del período de prueba y dijo la usan como un condenable mecanismo para cercenar los derechos laborales de los ciudadanos contratados, no para establecer si los mismos tienen o no facultades y habilidades para empacar bien. 

No hay comentarios:

Publicar un comentario