lunes, 17 de julio de 2017

¿Llegaste a los 40?, ¡bienvenida a los nuevos 30!

La autonomía es uno de los factores que ha hecho posible que una mujer de 40 años se sienta mucho más joven.
Los 40 años son el símbolo de la madurez, experiencia y, en algunos casos, estabilidad personal, profesional y económica
“Durante muchos años pensé que al llegar a los 40, la vida empezaba a decaer, especialmente para una mujer. Reconozco que me daba mucha ansiedad llegar a la cuarta década, pensar en envejecer me producía cierta tristeza. Pero un buen día, una amiga a la que quiero mucho y que se ve fabulosa a sus 60 años, me dijo: “¿Estás loca...querida?, los 40...son los nuevos 30”. Analicé entonces la vida de mujeres a las que admiro mucho por una u otra razón....la mayoría eran cuarentonas y lucían fabulosamente bien”, comenta Verónica, quien ya no le teme a sus 40.

Hace algún tiempo el hecho de dejar los “30 y algo” era la peor pesadilla para el género femenino. Y si hasta ese entonces, una bella señorita no tenía marido o novio se consideraba iba camino a “quedarse para vestir santos”… o lo que es peor, una “solterona” o “jamona”. 

Pero, ¿alguna vez has escuchado hablar sobre el segundo aire de las mujeres? Muchos dicen que las féminas experimentan su “segundo aire”’ al llegar a la cuarta década de la vida, no obstante, al parecer esta expresión tiene fundamentos científicos. Según los expertos en el tema, a esta edad las damas han alcanzado un nivel de madurez y conocimiento de sí mismas. Saben bien lo que quieren y después de muchas vivencias están dispuestas a experimentar lo que no pudieron hacer al inicio de su adultez.

La Universidad de Texas realizó un estudio, en el cual determinaron que a los 40 años de edad las hormonas están comenzando a prepararse para la menopausia, y la libido aumenta. Al no estar en una edad reproductiva ideal, se sienten más libres de disfrutar su sexualidad. Es la edad a la que siguen siendo jóvenes, pero con un encanto que les proporciona la madurez.

Las mujeres de 40 años se preocupan más por su apariencia, se visten de manera elegante, y a veces seductora, buscan verse atractivas, y tratan de mantener la frescura y la juventud. 

La psicóloga Aby Morel, del centro Ser para Actuar, sostiene que esto tiene mucho que ver con la liberación femenina y el estilo de vida de la mujer moderna. Dice que hay un gran número de mujeres que tienen como prioridad desarrollarse en áreas académicas, tener un trabajo estable, sentirse bien consigo mismas más que con los estereotipos y prejuicios de la sociedad que hoy por hoy siguen vigentes, y que esto les llena de una energía que se traduce en bienestar exterior, haciéndolas lucir más jóvenes.

“Los tiempos han cambiado y ahora las mujeres nos cuidamos más, hacemos más ejercicios, somos más independientes de lo que eran nuestras abuelas y trabajamos mucho en nosotras mismas. A los 40 seguimos siendo jóvenes y tenemos la energía al 100 %, nos sentimos plenas”, nos dice Diana Martínez, quien se siente bella , atractiva y súper joven a sus 42 años.

Así, Yokasta Francisco dice que a sus 41 años es una mujer dinámica, en buenas condiciones físicas, con un ánimo y energía que le permiten no envidiarle nada a una joven de 30 años. En cuanto a la imagen personal, comenta que una mujer de 40 no tiene por qué estar desfasada, solo tiene que llevar tendencias que vayan acorde con su contextura física y personalidad. 

Fiel reflejo de esta tendencia son las cada vez más habituales campañas publicitarias de firmas de moda, cosmética o bebidas, que dejan poco a poco de establecer diferencias por segmentos en su público, en las que puede aparecer tanto una mujer madura como una de 20 o 30.

“Actualmente la mujer entiende que debe cuidar su cuerpo, comer saludable, hacer ejercicios y divertirse, lo que le permite vivir de una manera más equilibrada, lo que además se refleja exteriormente”, dice Morel.

La psicóloga expresa que otro factor que influye en que la mujer luzca más joven es que la esperanza de vida es mayor y al atender las necesidades físicas y emocionales desde un nuevo punto de vista ha conseguido estar más activa.

Saber 
Ahora, más que nunca, las mujeres que tienen una edad cercana a los cuarenta se encuentran en la plena flor de la vida. Un recorrido hacia la madurez que les permite comenzar a vivir de forma autónoma y plena

Importante 
La imagen actual de una mujer de 40 no tiene nada que ver con la de antaño. Las expectativas son otras, siguen activas profesionalmente hablando, proyectan su vitalidad y su belleza sin complejos, se muestran más dueñas de su vida que una chica de 25 años, quizás porque ya han dejado atrás las presiones sociales

No hay comentarios:

Publicar un comentario