jueves, 28 de diciembre de 2017

Ancianos en el Alto Manhattan se congelan por falta de calefacción



Mientras el frío ártico azota la ciudad de Nueva York esta semana, decenas de inquilinos de un edificio en el Alto Manhattan intentan sobrevivir a las temperaturas congelantes debido a la falta o poca calefacción en sus apartamentos. 

La situación se agrava para ancianos que padecen enfermedades crónicas y llamar al 311 para poner la queja para no ser suficiente para remediar lo que describen como una pesadilla invernal.

Rosa Álvarez, de 79 años, es una inquilina por más de tres décadas en el edificio 600 oeste de la calle 161, en el barrio de Washington Heights. La mujer afirma que durante los inviernos de los últimos años su apartamento se ha convertido en una nevera gigante, pues su casero supuestamente no le provee calefacción suficiente.


Las temperaturas congelantes de los últimos días han empeorado la salud de su esposo Odalis Álvarez, de 79 años, quien se recupera de un infarto.

Rosa Alvarez con su marido, Odalis Alvarez en su cama de hospital, viven en el edificio sin calefaccion en el dia mas frio del año.

“Es como vivir en un frigorífico, es demasiado frío para soportarlo. Ya somos muy viejos para esto, los huesos duelen, no se puede dormir. Mi esposa se pasa en la cama arropado, pero no deja de temblar. Tiene escalofrió todo el día”, comentó Rosa. “Nuestra Navidad fue fría, no tuvimos calefacción esos días de fiesta. Muchos inquilinos llamaron al 311 para quejarse. Después de eso nos dieron un poquito de calefacción, pero la quitan por horas y todo se enfría de nuevo”.

Reporte al 311 no es suficiente

Los registros del 311 muestran quejas por falta de calefacción desde el 20 de diciembre. Los vecinos de Rosa aseguran que en el edificio residen ancianos con enfermedades crónicas que necesitan la calefacción, además de niños pequeños con asma y otros padecimientos pulmonares.

“La Navidad la pasamos congelados, aquí hay muchos adultos mayores que sufren. Necesitamos el servicio, es nuestro derecho como inquilinos”, dijo Joel Doromal, un residente por cuatro años. “El problema ahora es que la calefacción va y viene. La prenden por la mañana un rato y luego la quitan, especialmente en la noche y horas de la madrugada, cuando más frío hace”.


Residente Rafael Torres Cabrera con su suegra, Patria Areyes, 98 años, con al ayuda de Mercedes.

La compañía que administra el edificio, Alma Realty, no respondió de inmediato a solicitud de comentarios.

La propiedad acumula varias violaciones y quejas, según registros del Departamento de Edificios (DOB), entre ellas la falta de rutas y salidas de escape en caso de incendios. Efstathios (Steve) Valiotis, propietario del edificio, figuró en la lista de los peores caseros del año pasado, con 237 apartamentos en ocho edificios que acumularon 1,077 violaciones del Departamento de Conservación y Desarrollo de Viviendas (HPD) y 64 del DOB.

Valiotis, dueño de 120 edificios y 6,000 apartamentos solo en Nueva York, fue eliminado la lista de peores caseros de este año. La defensora del pueblo Letitia James dijo en una conferencia de prensa el mes pasado que algunos malos caseros aprendieron la lección y enmendaron las negligencias en sus propiedades.

Residente Joel Doromal y sus hijos viven en el edificio sin calefaccion en el dia mas frio del año.

Tener calefacción es la ley 

Elsia Vásquez, directora ejecutiva de PALANTE Harlem, recordó a los inquilinos y caseros que las leyes neoyorquinas exigen que se provea calefacción durante el invierno.

La temporada de calefacción, conocida en inglés como “Heat Season”, inició el 1 de octubre pasado y continuará hasta el 31 de mayo de 2018. El casero está obligado a proveer el servicio cuando la temperatura exterior cae por debajo de 55 grados Fahrenheit durante el día y por debajo de 40 grados en la noche.

“Por ley, los propietarios de edificios deben proporcionar a los inquilinos calefacción y agua caliente durante los fríos meses de invierno. Es importante que los inquilinos conozcan sus derechos y que reporten cualquier problema al 311”, dijo Vásquez, una defensora de los inquilinos.

Residente Rafael Torres Cabrera vive en el edificio sin calefaccion en el dia mas frio del año.

La activista explicó que los registros de reportes al 311 pueden servir como evidencia para que los inquilinos documenten sus casos ante las agencias del Estado y la Ciudad.

La ley exige que al casero proveer calefacción entre las 6:00 a.m. y 10:00 p.m., cuando las temperaturas internas se mantienen a un mínimo de 68 grados Fahrenheit y la temperatura exterior cae por debajo de los 55 grados.

Entre las 10:00 p.m. y 6:00 a.m., las temperaturas en el interior deben mantenerse a un mínimo de 55 grados cuando la temperatura exterior cae por debajo de los 40 grados.

Inquilinos se quejan de que el 600 West 161th. St. no tiene calefaccion y no tiene salida para emergencias.
Las normas neoyorquinas de vivienda también ordenan que el agua caliente se mantenga a 120 grados durante todo el año.

“La calefacción y el agua caliente no son un lujo, sino son una necesidad. Los propietarios están obligados por ley a proporcionar ambos servicios. Los propietarios que no proporcionan estos servicios básicos ponen a las familias de Nueva York en peligro“, dijo el alcalde Bill de Blasio en un comunicado. “Insto a cualquier persona que padezca frío o que esté sin agua caliente a que llame al 311”.

¿Qué hacer si no hay calefacción?

Si un apartamento carece del calor apropiado, el inquilino primero debe intentar notificar al dueño del edificio, al agente administrativo o al superintendente. Si no se restablece la calefacción, se puede hacer una queja oficial a través del 311.

Los inquilinos pueden llamar al 311 en español las 44 horas del día, los siete días de la semana, o presentar quejas en línea en http://www.nyc.gov/311. Aquellos con problemas de audición, pueden registrar quejas a través de un dispositivo de tono de llamada para sordos TDD al (212) 504-4115.

Los inquilinos ahora también pueden presentar sus quejas desde su Android o iPhone con la aplicación 311MOBILE. Una vez que se descarga la aplicación móvil, simplemente debe seleccionar “hacer una queja” en el menú principal y seguir las instrucciones.
Otro recurso es el Programa de Asistencia de Energía para el Hogar (HEAP), que ayuda a los propietarios e inquilinos de bajos ingresos a pagar las facturas de servicios públicos y calefacción. 

Si un inquilino o propietario ha recibido un aviso de desconexión de electricidad, gas o calefacción, puede solicitar asistencia financiera de emergencia. Los inquilinos y los propietarios de viviendas también pueden calificar para recibir asistencia si tienen un bajo suministro de combustible para calefacción o una caldera descompuesta. Las solicitudes pueden hacerse desde noviembre.
Reparación de emergencia: en casos donde los propietarios no pueden restaurar el calor y el agua caliente, o cuando HPD no puede contactar a los propietarios, el Programa de Reparación de Emergencias (ERP) de HPD puede recurrir a contratistas privados para realizar las reparaciones necesarias y así restaurar los servicios esenciales. 

El costo de las reparaciones de emergencia, más las tarifas administrativas, se cobran al propietario y se convierten en gravamen impositivo sobre la propiedad si no se paga.
Inquilinos se quejan de que el 600 West 161th. St. no tiene calefaccion y no tiene salida para emergencias.

Sanciones civiles

La División de Litigación de Vivienda (HLD) de HPD también inicia acciones legales contra propiedades que emiten violaciones de calor. HLD presentó más de 3,151 casos en la “temporada de calor” 2015-2016 y hasta ahora ha recuperado más de $1,691,617 en multas civiles relacionadas con esos casos.

Los propietarios están sujetos a sanciones civiles por violaciones relacionado con falta de calefacción y agua caliente que oscilan entre $250 y un máximo de $500 por día por una primera violación, incluida la fecha en que se publica la infracción.

Las violaciones posteriores en el mismo lugar, dentro del mismo año calendario, están sujetas a sanciones que van desde $500 a $1000 por día.

Para propietarios que reciben una violación de calor por primera vez desde el 1 de octubre de 2015, existe la opción de pagar una tarifa de liquidación de $250 en lugar de la multa civil si el calor o el agua caliente se restauran inmediatamente. La multa sin el acuerdo asciende a $500.

El HPD impone una tarifa de $200 por inspección si tiene que realizar tres o más inspecciones en el mismo lugar, dentro de la misma temporada de calefacción.

Los barrios que acumulan más quejas

Las inmediaciones de la Junta Vecinal 12 de Manhattan acumula el mayor número de quejas por calefacción, con 13,592, según el HPD. Lo sigue la Junta Vecinal 7 de El Bronx con 11,298, la Junta Vecinal 17 de Brooklyn con 7,210, la Junta Vecinal 4 de Queens con 4,334 y la Junta Vecinal 1 de Staten Island con 1.502 quejas.

@eldiariony

No hay comentarios:

Publicar un comentario

ESCUCHAS LA MEGAESTACION RD