viernes, 4 de noviembre de 2016

ATAJA: Hay que cobrar más impuestos, dice el ministro Economía Isidoro Santana

El Banco Mundial presentó el informe en la Universidad Intec ante el ministro de Economía.
 El ministro de Economía, Planificación y Desarrollo, Isidoro Santana, aseguró que para lograr una gestión de dotación de servicios públicos hay que cobrar más impuestos y alcanzar una eficiente política de gastos públicos.El funcionario señaló que si se quiere que la gestión fiscal sea más eficaz en la distribución del ingreso se requiere elevar la carga tributaria.


“Lamentablemente la experiencia que tenemos es que si se quiere que la gestión fiscal tenga un impacto más eficiente y de mayor alcance en la distribución del ingreso, se necesita elevar la carga tributaria y que al final para poder llevar a cabo una gestión de provisión de servicios públicos hay que cobrar más impuestos”, dijo.

El ministro habló durante la presentación ayer del informe “Política fiscal y redistribución en la República Dominicana” realizado por el Banco Mundial (BM), donde además participó Alessandro Legrottaglie, representante residente del organismo financiero multilateral; Blanca Moreno y Gianluca Mele, economistas del Banco Mundial; el economista Jaime Aristy-Escuder y el asesor en política fiscal del ministro de Hacienda, José Luis Actis.

Santana señaló, además, que debido a las limitaciones de una administración tributaria subdesarrollada, que existe en los países de América Latina, los gobiernos se han visto obligados a irse por “la línea de menor resistencia” al aplicar impuestos y contrarrestar la baja recaudación, aplicando masivamente impuestos indirectos.

“Si se pueden cobrar más impuestos, haciendo que estos caigan particularmente sobre los ricos y después usar ese dinero para llevar a cabo programas eficientes de redistribución de ingresos a la población pobre, entonces cobre más impuestos. Y si no puede lograr que el efecto caiga sobre los ricos, también cobre más impuestos y corregir el problema por medio de una eficiente política de gastos públicos”, expuso el ministro Santana.

Gastos públicos

Apuntó que en la República Dominicana hay que ir haciendo conciencia de que el instrumento redistributivo por excelencia con que cuenta el Estado no son los impuestos, ni deben ser las tarifas de los servicios públicos, sino que debe ser el presupuesto de gastos públicos.

Dijo que pese al mal manejo en la asignación de los recursos el gasto público termina teniendo un efecto progresivo sobre la distribución del ingreso por medio de los programas universales que se aplican en educación y salud y los programas focalizados.

“Por vía del presupuesto de gastos terminamos atenuando cualquier efecto regresivo que pueda parecer del lado de los impuestos. En la mayoría de los casos la realidad es que pese a las muchas deficiencias y pese a los desperdicios, la mucha irracionalidad en la asignación de recursos e ineficiencia en su administración, que tenemos que superar, aun así el gasto público termina teniendo un efecto progresivo sobre la distribución del ingreso”, aseveró. 

Pacto fiscal

Mientras que el economista Jaime Aristy-Escuder señaló que este estudio le permite a las autoridades poder diseñar una política de reforma fiscal que logre las recaudaciones necesarias minimizando el impacto negativo que pueda tener sobre los segmentos más pobres.

Dijo que el Gobierno debe recaudar más para empezar a desmontar la deuda pública.
“Eso significará un esfuerzo cada año de por lo menos dos puntos adicionales del PIB”, apuntó.

RD debe seguir trabajando desigualdad

Alesandro Legrottaglie, representante residente del Banco Mundial, destacó los esfuerzos que ha hecho el Gobierno dominicano para aumentar el gasto social en los últimos años.
Señaló que a pesar de que la República Dominicana ha sido una de las economías de mayor crecimiento en Latinoamérica y el Caribe, hay que seguir trabajando para reducir la desigualdad. 

“Tenemos que lograr un crecimiento más equitativo, este evento podría ser un primer paso para comprender mejor cómo hacer para que la economía siga creciendo con tanta fuerza, y de una manera más equitativa e inclusiva” dijo Legrottaglie.

Destacó, además, que no solo ayudaría a alcanzar los objetivos de desarrollo social, sino también a construir una confianza más sólida en las instituciones.

En tanto que Blanca Moreno-Dodson, economista principal del BM, planteó que con los resultados de este estudio se pueden implementar políticas de cara a la reformulación educativa del país. “Se ve en el estudio como a partir de la educación secundaria las clases más bajas empiezan a no tener acceso y esto repercute en el desarrollo y la formación de la masa laboral”, señaló. Asimismo, apuntó que otorgar becas a estudiantes meritorios reduciría la deserción escolar.

No hay comentarios:

Publicar un comentario