sábado, 8 de julio de 2017

Tras 3 años encerrado, otorgan al líder Leopoldo López casa por cárcel

CARACAS— El dirigente opositor Leopoldo López recibió el sábado el beneficio de casa por cárcel tras pasar más de tres años y cinco meses detenido en una prisión militar, anunció el Tribunal Supremo de Justicia de Venezuela.

López, de 46 años, recibió la “medida humanitaria” de casa por cárcel por su “situación de salud”, indicó en un comunicado el máximo tribunal.

La medida fue acordada por el presidente del Tribunal Supremo, Maikel Moreno, quien decidió evaluar el caso “en virtud que existían serios señalamientos de irregularidades” en la distribución del expediente y por información recibida sobre la “situación de salud” del político, refiere el escrito.

Tras conocerse la noticia, decenas de seguidores de López, dirigentes políticos, activistas de derechos humanos y periodistas se concentraron a las puertas de la casa del opositor, en la exclusiva urbanización de los Palos Grandes, al este de la capital.

Hace dos semanas, Lilian Tintori, esposa del dirigente, difundió un video en el que se escucha una voz, que presuntamente es la de López, gritando a distancia desde su celda "¡me están torturando, denuncien!"

Las autoridades no respondieron sobre la denuncia.

Tintori indicó a la prensa que por varias semanas le impidieron visitar a su esposo luego que se difundió a comienzos de junio un vídeo en el que opositor hablaba desde su celda y pedía a los venezolanos mantenerse en las calles y a los militares rebelarse contra el gobierno.

La esposa del dirigente también confirmó el mes pasado que el expresidente español José Luis Rodríguez Zapatero, la ex canciller Delcy Rodríguez y su hermano, el alcalde de Caracas Jorge Rodríguez, se reunieron con López en la prisión y le hablaron sobre la posibilidad de darle el beneficio de casa por cárcel, pero que él descartó esa propuesta alegando que primero debían salir los casi 400 presos políticos y que el último sería él.

En el vídeo que se difundió en junio, se observaba a Lopez, vistiendo una camiseta blanca, con una cruz colgada en su cuello, con contextura delgada pero en forma.

El ex abogado de Lopez, Enrique Sánchez Falcón, dijo a la AP las condiciones de arresto domiciliario de López dependerán de lo que defina el juez ejecutor de la medida, pero precisó que de acuerdo a lo que prevé la legislación venezolana el dirigente deberá permanecer en su vivienda bajo vigilancia de los cuerpos de seguridad y con las visitas restringidas.

Uno de los abogados de López, Javier Cremades, consideró la medida otorgada a López como un “paso adelante”, y atribuyó la decisión como un “gesto de debilidad del régimen de (Nicolás) Maduro y de fortaleza de la oposición”.

En declaraciones a The Associated Press, Cremades aclaró que el beneficio de “casa por cárcel” significa que López debe cumplir el resto de su condena en su domicilio, del que no puede salir.

El dirigente opositor Henrique Capriles tuiteó que “Nos da gran alegría que Leopoldo López esté en su casa con su familia !Tiene que darse su libertad plena como a todos los presos políticos!”.

El ex secretario de Unasur, el ex presidente colombiano Ernesto Samper, dijo a la AP que la medida de López contribuirá a que se “abran espacio para seguir buscando una concertación”, y se logre unas “elecciones democráticas, pacíficas y transparentes”.

López fue detenido en febrero del 2014 en la cárcel militar de Ramo Verde, a las afueras de Caracas, y un año después fue condenado a casi 14 años de prisión señalado de promover unas violentas protestas callejeras en la capital que dejaron tres muertos y decenas de heridos.

En febrero pasado el Tribunal Supremo de Justicia ratificó la condena de López por los delitos de instigación pública, daños a la propiedad en grado de determinador, incendio en grado de determinador y asociación para delinquir. El opositor y sus abogados siempre negaron las acusaciones y denunciaron que era un “preso político” del gobierno del presidente Nicolás Maduro.

Durante los tres años y medio que López estuvo en la cárcel solo le permitieron las visitas de sus abogados, familiares, algunos dirigentes opositores venezolanos y de Rodríguez Zapatero. Los ex presidentes Felipe González, de España; Andrés Pastrana, de Colombia; Jorge Quiroga, de Bolivia, y Sebastián Piñera, de Chile, intentaron visitar al dirigente pero las autoridades no les dieron acceso a la cárcel.

No hay comentarios:

Publicar un comentario