lunes, 7 de marzo de 2011

El Cibao paga electricidad más costosa

La región del Cibao consume el 30% de la energía que se produce en el país, pero los generadores se la cobran a precios más elevados que el de venta en la capital y en las zonas suroeste y sureste del país.

Las razones son diversas, pero la principal gira en torno a la baja capacidad instalada de generación que hay en el Cibao, a lo que se agrega su operación con combustibles dependientes del petróleo y más costosos.

En términos de tarifa eléctrica es posible que los consumidores no sientan una mejora en cuanto a la posibilidad de producir energía más o menos barata en el Cibao.

Sin embargo, en términos productivos, el impacto económico es importante, debido a que muchas empresas tienen la posibilidad de optar para la condición de usuarios no regulados, aquellos que compran la energía directamente a los generadores.

Si la energía ofrecida es más económica, los costos de producción de las empresas que la consumen se reducirían y así contribuyen con una mejora en la competitividad.

Si la energía es costosa para su producción, resulta mucho más cara para los que la demandan, especialmente las empresas que generan empleos y aportan recursos al fisco, a través de los impuestos que pagan.

Deficiencia. No hay plantas de carbón ni de gas natural en la zona norte del país, lo que hace que la electricidad cueste más.

Si bien el sistema interconectado de electricidad puede mejorar para el Cibao con la terminación de la línea de transmisión Santo Domingo-Santiago, esta es la fecha en que aún no se termina el proyecto. Además, la mejoría de la red de transmisión implicaría el pago del costo del peaje por el traslado de esa energía para la distribuidora Edenorte, a los fines de comprar electricidad de la menos costosa que no esté atada a contratos previos con Edesur y EdeEste.

De acuerdo con estadísticas de la Corporación Dominicana de Empresas Eléctricas Estatales (CDEEE), durante el año pasado Edenorte compró más del 96% de la energía que comercializó a razón de 14.5 centavos de dólar el kilovatio/hora, mientras que Edesur compró la mayor parte de su energía a 14.2 centavos y EdeEste a razón de 14.2 centavos. Las cifras indican que la distribuidora del Cibao pagó más dinero por la electricidad que adquirió el año pasado.

Los números demuestran que si en la región del Cibao existieran unidades de generación eléctrica no tan dependientes del petróleo como combustible, entonces se podría obtener energía menos costosa.

El precio de la energía a que compran las distribuidoras está en función al tipo de planta y de combustible. Cuando se realizó el proceso de capitalización de las empresas eléctricas a finales de 1999, se estableció un precio único en base el gasoil o fuel oil, sin tomar en cuenta que algunas plantas operaban con bunker c, carbón mineral y más adelante con gas natural.

Esa situación fue corregida con negociaciones posteriores, como el Acuerdo de Madrid, que si bien contiene elementos cuestionables, dispuso la variación de los precios con base en los tipos de combustibles de generación de las plantas.En el Cibao no hay generación ni de carbón ni de gas natural y por eso el precio es más caro para Edenorte que para Edesur y EdeEste.

Buscan reducir costos

Las unidades de generación en el Cibao son la planta de La Vega, la de San Felipe (antigua Smith and Enron), así como las unidades de la Compañía Eléctrica de Puerto Plata (CEPP). Ninguna opera con gas natural o carbón.

Por eso, incluso, empresas ubicadas en el Cibao como las mineras Falcondo, en Banao y Barrick Gold, en Cotuí, han conprado y contratado energía de unidades de generación más eficientes y suficientes que las existentes en el Cibao.

Falcondo tiene un acuerdo con AES para comprarle energía producida con base en gas natural, y la Barrick compró las unidades de Monterío y de Seaboard, para sus operaciones.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada