EL TAPON DE LAS 5 EN NEW YORK

EL TAPON DE LAS 5 EN NEW YORK

miércoles, 11 de julio de 2012

Melky Cabrera gana el Jugador Más Valiso del Juego de Estrellas

Kansas City

Tanto que se despotricó por la masiva votación que los fanáticos de los Gigantes de San Francisco consignaron a favor de sus jugadores y al final esos mismos fueron determinantes en la lapidaria paliza 8-0 que la Liga Nacional le propinó el martes a la Liga Americana para ganar su tercer Juego de Estrellas consecutivo.

Melky Cabrera y Pablo Sandoval, dos de los titulares de San Francisco, azotaron al pitcheo de la Americana. Y el as de los Gigantes Matt Cain se anotó el triunfo luego de tolerar un hit al cubrir sin sobresaltos las primeros dos entradas

“Me emociona haber pegado un triple con las bases llenas en el Juego de Estrellas”, dijo Sandoval, quien ha conectado sólo 12 batazos de tres esquinas en su carrera. “Me siento muy bien”.

Dentro de una ráfaga ofensiva de 10 hits, el dominicano Cabrera sacudió un jonrón de dos carreras y el venezolano Sandoval pegó el primer triple con las bases llenas en la historia del clásico para sentenciar temprano el duelo en el Kauffman Stadium de Kansas City.

Sandoval coronó el castigo que la Nacional le infligió a Justin Verlander, el vigente Jugador Más Valioso y Cy Young de la Liga Americana, en la primera entrada.

Verlander permitió cinco carreras, cuatro hits y dos boletos con 35 pitcheos en una actuación para el olvido. Las otras dos anotaciones entraron con un doble de Ryan Braun y un sencillo de Dan Uggla.

Así las cosas, la próxima Serie Mundial arrancará en el estadio del equipo del Viejo Circuito por tercer año seguido.

Es algo que le ha venido muy bien, ya que los últimos dos campeones han sido los representantes de la Nacional: San Francisco y San Luis. Y la localía fue un importante factor para los Cardenales, que remontaron en los últimos dos juegos ante los Rangers de Texas en el Busch Stadium y se consagraron por 11ma ocasión. Los equipos que han dispuesto de la ventaja de local han ganado las tres recientes Series Mundiales y seis de las últimas nueve.

Logro de La Russa
El despliegue ofensivo de la Nacional deleitó a su mánager Tony La Russa, quien volvió a dirigir tras haberse retirado al término del Clásico de Otoño. La Russa fue el primer piloto fuera de actividad en conducir en el Juego de Estrellas desde Bob Lemmon en 1979.

Verlander venía de lanzar dos juegos completos en sus últimas tres aperturas. Además, sólo le habían anotado siete carreras en el primer inning en todo el año.

Tras ponchar Carlos González al iniciar el juego, el as de los Tigres fue vapuleado a mansalva, con un sencillo de Cabrera, seguido por el doble de Braun.

Verlander ponchó a Joey Votto, pero concedió boletos a Carlos Beltrán y Buster Posey. Sandoval vino a batear y estrelló una curva contra el muro del bosque derecho. Sandoval no había conectado de triple en esta campaña.

El ataque de la Nacional prosiguió en el cuarto y la víctima fue Matt Harrison de Texas. Luego de un sencillo remolcador de Matt Holliday, Cabrera desapareció una recta por el izquierdo para poner 8-0 la pizarra. Cabrera se fue de 3-2 en la noche, con dos anotadas y dos producidas. Sandoval lo hizo de 2-1.

Posey, Sandoval y Cabrera fueron seleccionados como titulares, cada uno tras remontar enormes déficits en las votaciones, obra y gracia del respaldo de los aficionados de los Gigantes.

Cain, quien este año lanzó el primer juego perfecto en la historia de los Gigantes, dominó tras recibir un sencillo de Derek Jeter, el primer bateador que enfrentó. Retiró en orden a los siguientes seis bateadores.

“¡Este es el show de los Gigantes!”, gritó desde la cueva Matt Kemp, el jardinero de los Dodgers que no pudo jugar por una lesión,

El pitcheo de la Nacional impuso su autoridad en el resto del juego. La Americana bateó seis hits.

DOMINICANOS MÁS VALIOSOS EN JUEGOS DE ESTRELLAS
2012 Melky Cabrera
2005 Miguel Tejada
2004 Alfonso Soriano
1999 Pedro Martinez
1990 Julio Franco
1965 Juan Marichal

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada